La película trata sobre una lucha política. Por lo tanto, será coral, y el grupo desempeñará un papel esencial. Para entrar en la historia, seguiremos con algunas de las Socorristas.

Laura es una de las activistas que organizo el dispositivo socorrista en Córdoba, impulsadas y  acompañadas por la colectiva feminista La Revuelta, de la ciudad de Neuquen, Patagonia Argentina. Ellas ya venían acompañando a personas con capacidad de gestar a que interrumpan sus embarazos con medicamentos de manera segura

Laura dice que el feminismo le cambió la vida y que el socorrismo se la hizo feliz. Añade que la práctica concreta del socorrismo la enfrenta a realidades que muchas veces no se imagina, en un mundo misógino que odia a las mujeres y a todas aquellas identidades  que piensan y viven diferente.

A quienes no aceptan la maternidad como único destino, el socorrismo le salva la vida.

Lidia trabaja en educación. Durante muchos años se desempeñó como maestra de grado. Actualmente es  secretaria docente y Profesora de expresión Corporal en una escuela especial de la ciudad de Córdoba.

Estuvo organizada en los inicios de su militancia con grupos trotskistas. A partir del año 2000 inició su activismo político en el feminismo, un feminismo que ella describe como acuerpado, que desafía todas las formas de dominación, opresión y explotación del patriarcado y del capitalismo contra las mujeres. Comprometida con la necesidad de abordar educación sexual integral en las escuelas, organizaba con otras compañeras docentes jornadas, talleres y seminarios sobre esta temática.

Naturalmente, este compromiso hizo que empezara a participar de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Y que, con su hermana Laura, fuera una de las organizadoras del grupo de Socorristas en Córdoba desde el año 2012.

Vive con su compañero y padre de sus dos hijos. Disfruta de los encuentros con amigues  y compañeres feministas. Le gusta también tomar un buen vino, bailar, el mar, la montaña y hacer largos recorridos en bicicleta.

Sofi fue integrante del  grupo « Hilando las sierras », un colectivo cultural de mujeres que fue creado a partir de la crisis económica de 2001 para permitir la supervivencia en un contexto extremadamente difícil. Hilando las sierras  y las socorristas se unieron en 2017 para formar Socorristas Artivistas Las Hilando, y Sofi empezó a hacer socorrismo.

A sus 35 años, Sofi es una artista, que trabaja como profesora en la facultad mientras investiga sobre la relación entre arte público, activismo y feminismo. El pelo negro, la palabra fácil, siempre dispuesta a sonreír, ella busca desarrollar las acciones artísticas del grupo. Le gusta reflexionar y teorizar sobre las acciones concretas, como parte de la construcción constante de saberes.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur comment les données de vos commentaires sont utilisées.